Una destilería de etanol cuya materia prima son residuos biológicos procedentes de productos de panadería y pan. Así es como funciona la planta de fabricación de reciente apertura en Gotemburgo, una ciudad de 543 mil habitantes en Suecia, donde se fundó la Volvo.

La planta fue inaugurada oficialmente el 06 de mayo pasado por los suecos St1 Oy Buofuels, especializada en la producción de etanol a partir de residuos orgánicos en el proceso que recuerda el del etanol celulósico.

St1 tiene cuatro refinerías de etanol de residuos en Finlandia, pero la de Gotemburgo tiene la capacidad de gran escala. Es capaz de producir 5 millones de litros del llamado bioetanol avanzado.

En 2016, según el St1, tiene previsto inaugurar la destilería en Kajaani, Finlandia, cuya materia prima es serrín.

La compañía sueca procesa bioetanol a partir de residuos orgánicos a través de sus tecnologías patentadas como Etanolix®, Bionolix® y Cellunolix®.

Las empresas que son socias de St1 tanto a la unidad de reciente apertura en Suecia, como en Finlandia: NEB, que se asocia con la SOK Corporation y North European Oil Trade Oy (NEOT).

En un informe a la prensa, Patrick Pitkänen, director de St1 Biocombustibles, recuerda que el etanol producido con la tecnología de la empresa no genera emisiones contaminantes, como, por ejemplo, con los combustibles fósiles.

Tags: , , ,
X