El mega-inversor George Soros, el controlador de Adecoagro, empresa con plantas sucroenergéticas en Brasil, también aposta en la Noble Energy, centrada en el petróleo y el gas, y que integra el Grupo Noble, con sede en Hong Kong, también productor de azúcar y etanol con cuatro plantas en el interior de São Paulo.

Según el sitio web Insider Monkey, especializado en el mercado de valores, Soros compró 2,41 millones de acciones de Noble Energy Inc. (NYSE: NBL) en el primer trimestre de este año. El precio de compra: US$ 117,97 millones.

La arremetida del mega-inversor revela sus intenciones de invertir en el mercado de combustibles derivados del petróleo. Es que a principios de mayo, Noble anunció la adquisición, por US$ 2,1 billones, de los stocks de la compañía petrolera Rosetta Resources, con sede en Houstor, en el estado de Texas (EE.UU.).

Coincidencia o no, la participación de Soros en Noble ocurrió en paralelo a su salida de las acciones de Petrobras. En 2014, durante el apogeo de la investigación de la Operação Lava-jato, Soros, según su gerente, adquirió 2 millones de recibos de acciones (ADRs) de la estatal brasileña.

La semana pasada, según el diario O Estado de S. Paulo, Soros vendió todas sus acciones y opciones sobre acciones de Petrobras, reduciendo a cero sus posiciones en la compañía brasileña.

Con eso, deja de tener exposición directa también al Brasil, de acuerdo con los documentos enviados por la dirección de Soros a la Securities and Exchange Commission (SEC), que regula los mercados de capitales de Estados Unidos.

Adecoagro sigue como gran apuesta George Soros. Según balance del sitio web Insider Monkey, el tiene 25,9 millones de acciones de la empresa, avaluadas en US$ 264,8 millones.

En Brasil, Adecoagro opera las plantas Adecoagro Angélica, en Angélica (MS), Adecoagro Ivinhema, en Ivinhema (MS) y la Usina Monte Alegre (MG).


X