El etanol brasileño podría ganar una parte importante del mercado de los EE.UU. en las próximas décadas, según el informe “El futuro del etanol”, lanzado a principios de marzo por el Departamento de Investigación de Alimentos y Agronegocios de Rabobank. El documento señala que el final de la tarifa de importación de 0,54 dólar impuesto por los Estados Unidos a los productos brasileños por más de 30 años, además de la existencia de un mandato para el uso de combustibles renovables en los EE.UU., es un escenario favorable a la comercialización de etanol de caña de azúcar en el país.

“Creemos que la abolición de los aranceles en los EE.UU. representa una gran oportunidad para la industria de la caña de azúcar en Brasil en el mediano y largo plazo”, subrayó Andy Duff, director de Investigación de Alimentos y Agronegocios de Rabobank en Brasil.

En opinión del Presidente de la Asociación de la Industria de Caña (Unica), Marcos Jank, además de la apertura de fronteras de Estados Unidos, la lucha para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) representa otra ventaja para el etanol de caña de azúcar . “Lo que cuenta es el bajo uso de energía fósil para producir la cantidad más alta posible de las energías renovables, algo que la caña es mejor que cualquier otra materia prima”, explicó.

img1149

Tags:
X