img1309

Una nueva enzima desarrollada por la compañía biotecnológica danesa Novozymes promete reducir costos y aumentar los ingresos en la producción de etanol a partir de residuos agrícolas como la biomasa de la caña de azúcar. Para el consultor de tecnología de emisión de la Asociación de la Industria de Caña (UNICA), Alfred Szwarc, una novedad lanzada a principios de marzo de 2012 es un paso decisivo hacia la producción a escala comercial de biocombustibles avanzados a partir de biomasa, los llamados biocombustibles de 2 ª generación.

De acuerdo con Szwarc, la ruta enzimática es el camino para convertirse en el etanol de segunda generación más competitiva. “Este es un avance tecnológico muy importante para la viabilidad comercial de los biocombustibles, en particular en debido a la gran disponibilidad de materia prima, el bagazo de caña de azúcar de Brasil”, evalúa el consultor.

En opinión del presidente de Novozymes, Steen Riisgaard, la mejora de las enzimas representa “un paso adelante en la transición de una economía basada en el petróleo a una economía baja en carbono”.

.


X