Sin recibir ofertas, la subasta realizada el miércoles por la tarde (27) de la granja São José das Borboletas, en Catanduva (SP) fracasó, perteneciente al Grupo Virgulino de Oliveira (GVO).

Realizado en São José do Rio Preto (SP), la subasta fue un intento de obtener recursos financieros para deudas laborales de la empresa, que pasa por grave crisis financiera.

Pero no hubo ofertas en persona y ni a través de Internet, ya que también podrían ser hechas ofertas por un sitio especializado de la empresa, según el periódico Itapira News, de Itapira (SP), donde el GVO tiene una de sus cuatro plantas. Las otras se encuentran en Catanduva, Monções y José Bonifácio, también en el estado de São Paulo.

Dividido en dos inscripciones, la propiedad rural en Catanduva cubre 473 hectáreas y está embargada desde el principio del año por la Justicia del Trabajo. El valor de las dos áreas en las márgenes de la autopista Washington Luiz es de aproximadamente R$ 88 millones. La oferta mínima para la subasta fue fijada en $ 70,9 millones.

El embargamiento fue motivado por una acción colectiva presentada contra el GVO por varios sindicatos que representan los trabajadores de las cuatro plantas de la compañía. El Sindicato de Trabajadores de Industrias Eléctricas Itapira también está entre los demandantes.

Al Itapira News, el presidente de la organización, José Emilio Contessoto, explicó que hoy tendrá en cuenta, con el abogado, que se tomen las medidas. “No se puede ser en función solamente de esta subasta”, dijo al periódico. “El Grupo Virgulino de Oliveira está produciendo y vendiendo, y los trabajadores no están recibiendo sus derechos.”

En una entrevista en abril, el director general de GVO, Joamir Alves, dijo que las unidades del Grupo realizarían la cosecha 2015/16. En Usina Catanduva, por ejemplo, la molienda se inició a finales de abril.

“Mi misión es permitir que la empresa vuelva a funcionar, honre sus deudas con los acreedores y garantice los puestos de trabajo de nuestros empleados, para volver gradualmente al tamaño que tenía”, dijo en una entrevista a los periódicos de Itapira.

A pesar dela cosecha, el CEO dijo que espera una reducción del 23% en la molienda de caña. “Llegamos a moler 11 millones de toneladas y, esta zafra, esta cantidad será de alrededor de 8,5 millones de toneladas”, dijo.

El grupo dice que espera contratar alrededor de 8 mil trabajadores temporales durante el período de la cosecha.

Tags: , , ,
X