img1760

La disponibilidad hídrica es fundamental para el desarrollo de la caña y consecuentemente para su productividad, lo que en última instancia es lo que interesa bajo el punto de vista industrial. Las condiciones climáticas en las regiones donde los cañaverales están localizados frecuentemente pueden tener variaciones drásticas en los regímenes de lluvias, afectando las plantas. El tipo de suelo es otro factor que afecta la disponibilidad hídrica para las plantas, pues suelos arenosos están propenso a retener menos agua, incluso cuando el régimen de lluvia es el adecuado. Por lo tanto el uso de la irrigación es una herramienta importante para asegurar la productividad deseada.

Leer el artículo completo en la edición 11 de Bio & Sugar.


X