img6344

La industria azucarera de México, atraviesa por una profunda crisis, ante la baja de los precios del azúcar en el mundo por la sobreoferta y saturación del mercado. La afirmación es de la presidenta de la Comisión de Reforma Agraria de la Cámara de Diputados Griselda Mota Ocampo.

En entrevista a La Prensa, Mota Ocampo dijo que el gobierno hay que emprender acciones para evitar un desplome de la industria azucarera nacional, dijo que se deben buscar los nichos para colocar los excedentes del producto mexicano y al mismo tiempo, apoyar la reconversión de la infraestructura.

La situación para los campesinos cañeros también no es buena. Según afirmó Miguel Ángel Sosa Guzmán, dirigente en Puebla de la Confederación Nacional de Productores Rurales, el gobierno es el responsable de la difícil situación por la que atraviesan actualmente quienes se dedican al cultivo de la caña.

“México produce azúcar suficiente para surtir al mercado nacional y además tiene excedentes para exportación, sin embargo, el año pasado el Gobierno autorizó una fuerte importación. Esta política es contraria a los intereses de los productores de caña y de los industriales, ya que ha provocado el abaratamiento del producto, lo que reduce las utilidades de todos los involucrados en esta industria al grado de que recientemente han cerrado dos ingenios en Veracruz y otros están pasando por una situación difícil, como el de Calipan en la región de Tehuacán”, dijo.


X