Ganancia de Cosan de Brasil se desploma un 69 pct en 1er trim

La ganancia neta trimestral de Cosan, el mayor productor de azúcar y etanol de Brasil, se desplomaron un 69 por ciento a 149,6 millones de reales en el primer trimestre, respecto del mismo período del año anterior, dijo la compañía el jueves en una presentación al regulador.

Si bien los ingresos de operación subieron a 5.790 millones de reales desde 4.610 millones en los primeros tres meses de 2011, las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización -una medida de los fondos disponibles conocida como EBITDA- cayeron a 367,4 millones de reales desde 1.030 millones de reales.

El EBITDA como porcentaje de los ingresos netos cayó a un 6,3 por ciento desde el 22,3 por ciento del cuarto trimestre fiscal de la compañía, el final de la molienda de caña en el centro-sur.

Las ganancias netas cayeron a 149,6 millones de reales desde 480,9 millones de reales del período enero a marzo del año anterior, dijo la compañía.

Durante el año pasado, Cosan se embarcó en una masiva ola de compras para diversificar sus fuentes de ingresos desde su tradicional negocio de caña, azúcar, etanol y generación de energía de biomasa.

Tras sellar una alianza con Royal Dutch Shell Plc en julio de 2011, la división de lubricantes de Cosan comenzó en octubre de 2011 a adquirir activos en Bolivia, Uruguay y Paraguay en un intento por internacionalizar su negocio.

En marzo de 2012, adquirió a Comma Oil y Chemicals Ltd de Inglaterra, que eran controlada por Exxon Mobil Corp.

En febrero, la compañía hizo una oferta por una participación en el bloque mayoritario del mayor operador ferroviario de Brasil America Latina Logistica SA.

Luego anunció que había firmado un acuerdo para asumir una participación mayoritaria en el distribuidor local de gas natural Comgas de las manos de BG Group.

Finalmente, la compañía anunció más temprano esta semana que formaría una sociedad con Camil, el mayor minorista de arroz de Brasil, para crear un líder en sector de alimentos de Brasil.

Al mismo tiempo, el sector de azúcar y etanol de Brasil está padeciendo un déficit en la caña de azúcar debido al mal tiempo.

La situación golpea a las ganancias de los molinos, que tratan de hacer frente a los crecientes costos de la capacidad ociosa de la molienda y el alto costo de la caña.

Para empeorar las cosas, la política del Gobierno de mantener bajos los precios del combustible ha comprimido los márgenes en el sector de etanol


X