El principal órgano de representación de empresarios productores de azúcar, etanol y energía ubicada en el noroeste de São Paulo, el Biocana recientemente se sometió a una reestructuración física y administrativa. Después de 10 años, la ejecutiva, Leila Alencar Monteiro de Souza, quien presidió la Asociación para tres términos, dejó en abril, las actividades estratégicas para trabajar en otro sector. Actualmente, la profesional dirige la Comunicación Corporativa de Paranapanema SA, gigante de la industria del cobre, el mayor productor no integrado de cobre refinado, varillas, alambre trefilado, laminado, barras, tubos, accesorios y sus aleaciones. La empresa es responsable de 100% del volumen de cobre producido en el país. La empresa cuenta con cuatro plantas de fabricación, siendo un productor de cobre refinado (o cobre primario), ubicado en Dias d’Ávila (BA) y tres productos de cobre y sus aleaciones – dos en Santo André (SP) y uno en Serra (ES ). La logística de distribución se lleva a cabo por la filial CDPC – Centro de Distribución de los Productos de Cobre – con unidades en Bahía y Río de Janeiro.

Según Leila, el cambio se produjo en un momento en que la industria de la caña de azúcar sufre cambios importantes. “En los últimos años, la recesión económica afectó gravemente a muchas plantas y el número de empresas asociadas se ha reducido. Las industrias tuvieron que soportar los altos costos de producción; los márgenes quedaran muy apretados y el etanol no se mostraba competitivo porque el precio de la gasolina, mantenido ‘artificialmente’ por mucho tiempo. Además, hubo poca lluvia en las últimas zafras, hecho que dificultó la productividad en el campo. Todo esto, combinado con la ausencia de una política pública de mediano y largo plazo para el sector, ha causado algunas interrupciones en la caja de gran parte de las plantas en el país. Muchos puestos de trabajo se han perdido; empresas estaban cerradas y, en general, otros sectores, como la industria básica, fueron también fuertemente afectados. Ahora el tiempo para muchas empresas es adaptarse al nuevo escenario y también un nuevo comienzo, tal vez en forma consolidada,” dice Leila.

Por otra parte, la ex presidente destaca los importantes logros realizados durante todo el trabajo por delante Biocana. “Cuando llegué a Catanduva, me di cuenta de un panorama bastante ‘rayado’ del sector, considerado por una parte de la sociedad del bienestar. Desmitificamos esto, nos acercamos a nuestros compañeros, de las comunidades, y la industria se ha convertido en un socio de la sociedad en su conjunto, ampliamente reconocido como generador de puestos de trabajo, impuestos, y activa en los procesos de desarrollo sostenible. Eso fue muy satisfactorio. Entiendo que durante el tiempo que estuve a cargo de este proyecto, siempre apoyada.”

Las plantas que componían la Biocana y un equipo competente, dejé un legado que fue la  construcción de una nueva imagen consolidada con acciones prácticas; participamos activamente en la educación, con el establecimiento de un centro de UFSCar para la implantación de MTA, curso de especialización en la gestión de la producción industrial de caña de azúcar, la aplicación del Programa Granjero Joven del Futuro, en colaboración con Senar y Sindicato Rural, actuación en la zona de salud con donaciones para el hospital Padre Albino, infraestructura, medio ambiente, entre otras acciones importantes que han contribuido tanto al desarrollo de la sociedad regional “, dijo.

Y añade: “Fue un gran periodo de aprendizaje; tiempo que profundamente pude conocer la cadena de producción y los compañeros. Hoy, mi deseo es que la industria de la caña de azúcar se recupere lo antes posible y reanude el camino del crecimiento, debido a que la industria de la caña de azúcar es muy importante para el país y su matriz energética, dado su potencial para producir energía limpia y renovable, así su extensa contribución social y ambiental. Tengo un gran afecto por esta industria donde hice grandes amigos personales y profesionales. Los empresarios, colegas de la prensa, autoridades y empresas asociadas, grupos de trabajo, y aquí está un agradecimiento especial a Gerhai y los otros grupos de estudio que tanto contribuyen a la diferenciación de la industria de la caña de azúcar, les dejo mi agradecimiento. Así es la vida: Cierra un ciclo, comienza otro”, concluye.

Con la reestructuración de Biocana, el empresario Gilberto Colombo, asumió el cargo y la sede de la Asociación está en una nueva dirección: Calle 21 de abril, 466, Edificio Minas Center, séptimo piso, sala 78, en Catanduva, SP.

Tags:
X