La temporada de lluvias por encima del promedio en mayo también ha permitido que los sistemas de riego de la caña de azúcar fuesen apagados. Es lo que revela que el Área de Hidráulica y Riego de Unesp Ilha Solteira, que monitorea el clima en la región noroeste del estado.

De acuerdo con el Área de Hidráulica de Unesp Ilha Solteira, el volumen de lluvia acumulada en mayo en la región ha superado la media histórica.

Incluso con 11 días sin lluvia en el mes (hasta el 25), ya que el volumen de la incidencia de las lluvias superó la evapotranspiración (pérdida de agua por evaporación desde el suelo y la transpiración de las plantas) los sistemas de riego en gran parte del Noroeste Paulista pudieran  ser apagados.

En mayo de 2014, según el Área de Hidráulica, las lluvias no llegaron y en los primeros 22 días del mes la evapotranspiración superó los 65 mm y los sistemas de riego estaban operando a plena carga para asegurar la producción de la región.

El seguimiento de la evapotranspiración es muy importante porque junto con la lluvia le permite realizar el balance hídrico, examinando si hay exceso o déficit de agua en el suelo, lo que limitará la productividad de una región, apuntan a la necesidad de invertir en sistemas de riego.

Para la agricultura de riego, la evapotranspiración dice al regante el tiempo y la cantidad correcta para la aplicación del agua, es decir, el conocimiento de la evapotranspiración permite la gestión racional del agua, evitando la privación o residuos.

En este mes de mayo, se había registrado hasta aquí las tasas de evapotranspiración alrededor de 2,5 mm/día, es decir, el agricultor necesita reponer el suelo en 2,5 litros de agua cada metro cuadrado para suplir la eliminación del agua por medio ambiente, la primera puede ser poco, pero también significa tener que aplicar por lo menos 25 mil litros de agua en sólo una hectárea en ese día.

Tags: , , ,
X