El presidente de la Asociación de Cañeros de Santa Cruz, Adelino Gutiérrez, informó que los productores registran millonarias pérdidas a causa del bajo rendimiento en la actual cosecha a causa de la sequía.

La producción de 132.000 hectáreas se redujo en aproximadamente un 40 por ciento, lo que imposibilita al sector cumplir con el pago de sus deudas y generar excedentes para exportar.

Gutiérrez dijo que, normalmente, de cada hectárea se cosechan entre 56 y 60 toneladas de caña, sin embargo, con la prolongada sequía de los últimos meses, estas cifras se redujeron en un 40 por ciento, es decir, que solamente se cosecharon aproximadamente unas 24 toneladas por hectárea.

El representante de los cañeros resaltó la importancia de que el Gobierno nacional apruebe la reprogramación de créditos con inclusión de las casas comerciales importadoras de insumos y maquinaria agrícola, puesto que los productores de caña, además del bajo rendimiento, reportan un considerable incremento en sus costos de producción: de 700 a 1.000 dólares por hectárea solamente en la última campaña.

Asimismo, indicó que en el 2015 también se sembraron 132.000 hectáreas de caña, pero, al obtener mayores rendimientos, se alcanzó a producir 10 millones de quintales de azúcar. Sin embargo, este año la producción se limitará a 8,5 millones de quintales, cifra que encaja con el consumo interno, por lo que no hay riesgo de desabastecimiento.

“Un bajón de casi 2 millones de quintales es harto. Hay cañeros que sembraron y se ha secado, otros que están con la tierra lista para sembrar pero no pueden porque está muy seco”, agregó Gutiérrez.

En ese contexto, y a diferencia de años anteriores, cañeros e ingenios azucareros no tendrían azúcar para pensar en para exportar. “En esa parte estamos tranquilos, moderados, porque si no hay excedentes no vamos a estar pidiendo permisos para exportar”, dijo Gutiérrez, a tiempo de señalar que el sector tiene esperanzas en las reuniones programadas entre el Gobierno nacional y los representantes de las casas comerciales para analizar la posibilidad de otorgar luz verde a la reprogramación de créditos.

Por su parte, el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Julio Roda, informó que, al no haber lluvia, las pérdidas en el sector agropecuario se incrementan día a día.

La Gobernación de Santa Cruz, en su último reporte, señaló  que las pérdidas en este sector alcanzan a 440 millones de dólares por la afectación de 662.000 hectáreas.

Sin embargo, Roda, de manera particular, considera que las pérdidas a causa de la sequía superan los 500.000 millones de dólares y, sumados a otros 500.000 millones como mora del sector con las casas comerciales y la banca, la afectación económica en el sector agropecuario bordea ya los 1.000.000.000 de dólares, según el presidente de la CAO. Fuente: La Prensa Bolivia

Tags: ,
X